EN VIVO
META $740.000.000.- COMPUTO $ .-

$740 millones será la meta de las Jornadas por la Rehabilitación

Rose Mery Dönicke Pérez, de 62 años, y María Fernanda Díaz Escalante, de 24, son un claro ejemplo de lo que significa luchar para sobreponerse a los obstáculos que les impuso la vida. Su esfuerzo y tesón llevaron a que fueran elegidas para encabezar la nueva versión de las Jornadas por la Rehabilitación en Magallanes, que bajo el eslogan “Unidos sin Fronteras” busca recaudar 740 millones de pesos el 19 de octubre próximo. El acto de lanzamiento se realizó anoche en el auditorio de los Servicios Públicos.

Con una vitalidad que contagia y una sonrisa que ilumina, Rose Mery Dönicke Pérez se enfrenta a un diagnóstico que es complejo y es que hace 9 años está en tratamiento por Parkinson. Desde esa fecha, los temblores en cada mínima actividad no la han paralizado y, aunque fue muy doloroso este diagnóstico, supo reponerse. Hasta fue elegida reina del Club del Adulto Mayor “Para que no me Olvides”.

Entre risas y bromas relata que “prácticamente vivo en el Centro de Rehabilitación”, y es una eterna agradecida, por haber puesto en su camino a kinesiólogos, terapeutas y a los funcionarios en general, gracias a los cuales, afirma “volví a vivir”. Para ella, esto ha sido un renacer, no sólo por su enfermedad, sino porque la han acompañado en todo este proceso. Acude al Centro cuatro días a la semana en micro o en colectivo. “Con frío, con nieve, como sea. Yo me muevo sola, no le pido a nadie que me ande trayendo. Me gusta andar sola, independiente”

En tanto, para María Fernanda Díaz Escalante, el Centro de Rehabilitación ha sido un apoyo invaluable, aunque ella ha sacado una fuerza interior que la ha llevado a levantarse nuevamente. Llegó a los cuatro años por un accidente cerebro vascular. Si bien una patología muy poco común a tan temprana edad, bastaron seis meses de terapias para mejorarse. Tal fue el éxito de esa recuperación que a los 19 años ingresó a la Escuela de Aeronáutica. Fue, precisamente, en una de las clases cuando estaba disertando cuando sufrió un segundo derrame cerebral. “Pensé inmediatamente que era un derrame, mi vida pasó por mi cabeza, mi familia y pensé que me iba a morir… Cuando me desperté y mi mamá me dijo que no podía seguir estudiando, fue un golpe muy fuerte y lloré, después de eso tuve que aceptar que no podía continuar”, confesó Fernanda, quien volvió a las terapias con disciplina.

Hoy es parte del equipo de natación y representó a Magallanes en los Juegos de la Araucanía, modalidad paralímpicos, donde logró dos medallas de plata y bronce.

El sueño en el fin del mundo

No cabe duda que uno de los desafíos de estas Jornadas será la próxima construcción del Centro de Rehabilitación en Puerto Williams. Así lo remarcó el presidente del Club de Leones Cruz del Sur, José Rosales Galindo. Un proyecto que convertirá a Magallanes en la región del país con recintos de este tipo en todas sus provincias. Este sueño ya comienza a tomar vida y forma, gracias a una alianza con el gobierno regional de Magallanes.